Por Qué Deberíamos Cuidar A Nuestros Hijos Del Calor Del Verano?

Todos hemos agregado contenido para el verano que ya está cerca. Días más largos, la luz del sol y una temperatura más agradable nos hace organizar viajes a parques, playas y lugares al aire libre para pasar momentos agradables con familiares y amigos.
Debemos tener en cuenta que en la exposición al calor y al sol nuestros niños tienen menos capacidad que los adultos, por ello es necesario que los padres controlen la temperatura de sus hijos. La hidratación es muy importante principalmente cuando vamos a las playas o cuando los niños pasan muchas horas en el agua jugando al sol.
La temperatura corporal permanece normal cuando hay un equilibrio entre la carga de calorías a la que estamos expuestos y cómo podemos disiparla. Hay cuatro formas que utilizamos para disipar el calor al que estamos expuestos:

  • Evaporación
  • La radiación
  • Conduciendo
  • Convección

Los niños responden de manera muy diferente a la exposición al calor en comparación con los adultos, lo que significa que tienen un mayor riesgo de enfermedades por calor, especialmente los bebés.
La exposición al calor causa en los niños:

  • Deshidratación
  • Sudoración
  • Sed
  • Fatiga
  • Debilidad
  • Dolor de cabeza
  • Latidos cardíacos acelerados
  • Mareos
  • Náuseas y vómitos
  • Pérdida de conocimiento
  • Confusión mental
  • Presión arterial baja

Tratamiento

Si su hijo tiene uno de los síntomas leves, debe dejar de realizar inmediatamente cualquier actividad que esté haciendo en ese momento y trasladarlo a un ambiente fresco, quítele la ropa y adminístrele líquidos. Si su hijo tiene síntomas más graves además de hacer lo anterior, debe comunicarse con el 911 para ser trasladado al hospital. En el hospital tomarán la temperatura, asegurarán una línea intravenosa y suministrarán fluidos a través de las venas para hidratarlos y realizar análisis de sangre.

Prevención

El mejor tratamiento es prevenir y prepararse para los días calurosos. Si va a tener una actividad al aire libre este verano por favor:

  1. Compruebe bien el lugar donde jugarán los niños: que esté cubierto por la sombra o que tenga un lugar donde puedan refrescarse varias veces durante el día.
  2. Vístalos con ropa fresco.
  3. Manténgalos hidratados: debe mantener un horario programado para que los niños beban líquidos.

-La Dra. Denise Núñez es pediatray fundadora de la Fundación Niño de la Caridad en El Bronx